Bien hecho – Garantía del mejor precio REDDY

Descuentos por aquí, descuentos por allá – olvídese de todo esto porque por fin llega la garantía del mejor precio REDDY.

Es simplemente genial. Si, en contra de lo esperado, usted encuentra en el plazo de siete días una cocina adquirida en REDDY con idénticas prestaciones

Garantía del mejor precio REDDY

y a mejor precio, usted únicamente nos abonará el precio más económico y recibirá incluso una gratificación por su confianza.

Cocina de bajo consumo

El incremento de las tarifas de gas y electricidad ha provocado que las cuestiones sobre ahorro energético pasen a primer plano. REDDY ofrece cocinas modernas que se preocupan de su economía y del medio ambiente. En estas cocinas se emplean únicamente aparatos de primera calidad y eficientes desde el punto de vista energético. No obstante, tampoco se debe renunciar al confort o a la estética. Los electrodomésticos en una cocina de bajo consumo convencen tanto por su aspecto como por su rendimiento.

Hay una serie de factores que influyen en el consumo energético de los electrodomésticos. Los aparatos eficientes desde el punto de vista energético se pueden identificar, en primer término, a través del etiquetado sobre eficiencia  energética. El más conocido es el etiquetado de la UE que indica el consumo energético de diferentes aparatos domésticos. La clase A o A++ hace referencia al consumo energético más bajo. La tecnología del aparato es también un factor que puede ocasionar un consumo elevado variable. En una cocina de bajo consumo la primera elección debería ser una placa de inducción dado que consume un tercio menos de electricidad que las placas de hierro fundido.

Si se decanta por una cocina de bajo consumo, usted tiene la última palabra. Los aparatos disponen de una serie de funciones que le ayudarán a ahorrar. Algunos hornos cuentan con la opción de “calentamiento rápido” que permite reducir el tiempo de calentamiento. Incluso en los lavavajillas es posible ahorrar. Existen modelos que pueden conectarse a la toma de agua caliente evitando que el agua se caliente dentro del aparato.

Gracias a los electrodomésticos modernos su cocina se puede convertir en una cocina de bajo consumo. En aquellos aparatos que se mantienen encendidos las 24 horas del día preste especial atención al año de fabricación. Y es que, un frigorífico viejo consume mucha más energía que uno nuevo de la clase A. Son muchas las dudas que surgen en torno a este tema tan amplio. Los profesionales de REDDY están a su disposición para asesorarle sobre las cocinas de bajo consumo.

Der aktuelle REDDY-Energiespartipp

1. Funcionamiento en stand-by

Cuando se prepara el café, a menudo se utiliza la cafetera como placa para mantenerlo caliente. Esta costumbre resulta cómoda pero también cuesta dinero. Puede ocurrir además que, después de un tiempo, el café pierda el sabor. Por ello, lo más recomendable es colocar la jarra sobre un aparato calentador o verter el café en un termo.

2. Calentar agua

Hay ciertos alimentos como pasta, arroz, patatas o albóndigas que se suelen cocinar en la cazuela. Sin embargo, calentar el agua para cocinar estos alimentos ocasiona un elevado consumo energético. Este proceso se puede acelerar si, en primer lugar, se calienta el agua en el hervidor de agua y, en la medida de lo posible, se deja la tapa puesta sobre la cazuela.

3. Aprovechar el calor residual

Organice los periodos de cocción y horneado. Una vez apagadas las placas y el horno, usted puede aprovechar perfectamente el calor residual. Este calor es suficiente para cocer o para mantener caliente los platos. Además, el tamaño del fondo de la cazuela se debe ajustar a las dimensiones de la placa de tal modo que el calor se distribuya de forma óptima y no se produzcan pérdidas de calor.

4. Ubicación del frigorífico

La ubicación del frigorífico o del congelador determina claramente la cantidad de energía que consume el aparato. Lo ideal es un entorno fresco y seco. Cada grado centígrado de más incrementa la demanda energética ocasionando un enfriamiento constante.

5. Mantenimiento de los aparatos

Se debe hacer un mantenimiento periódico de los electrodomésticos – ya sea un horno, un microondas o un lavavajillas – siguiendo las instrucciones del fabricante. Esto también es aplicable para frigoríficos, congeladores y arcones congeladores. La descongelación regular previene, además, la formación de hielo que causa un aumento en el consumo de energía.

6. La inducción con inteligencia

Las placas de inducción permiten ahorrar una gran cantidad de energía. En este caso es esencial elegir el accesorio adecuado. El fondo de las cazuelas y de las sartenes debe ser liso y no presentar ninguna abolladura. El grosor del fondo debería tener entre tres y cinco milímetros – cuanto más fino, mejor.

7. Menos es más

Se puede cocinar con poca agua. De hecho, menos agua implica un consumo energético menor para calentarla.  También se pueden preparar platos con el vapor de agua – un procedimiento que mantiene el sabor y las vitaminas. Los actuales hornos de cocción al vapor simplifican el proceso de cocinar.

8. Pequeño pero matón

No siempre es necesario emplear el horno o la placa. Con una tostadora el pan queda igual de crujiente y en el microondas también se pueden calentar rápidamente sopas, bebidas y los platos del día anterior. Los aficionados a desayunar huevos pueden ahorrar hasta un 50% de energía utilizando un hervidor para huevos.